viernes, 29 de enero de 2010

El armario de Voltio

No todo en mi casa está tan tristón como mi frigo...


Os voy a enseñar el armario del dormitorio de Voltio. Es un armario empotrado que estaba ya en la que decidimos iba a ser su habitación, y como las paredes las pintamos de colores alegres, optamos por dejar el armario en el color original que tenía, porque hubiera quedado todo demasiado llamativo. Lo que sí hice para darle un toque de color y no quedara tan soso, fue plantarle unas pegatinas de Ikea: FABLER RESA (hay de diferentes motivos), que repartí como buenamente pude. Bueno, mejor dicho repartimos, porque empezó Watio por un lado y yo seguí por otro... Quizás debería haber espaciado algo más la disposición para que llegaran totalmente a la parte baja del armario, pero como vas improvisando, al final acabas poniendo todos los bichejos de las dos láminas que vienen donde te cuadra procurando no repetir colores. Aunque me temo que ya se encargará él de ir ocupando los huecos vacíos... ejem...

Las palmeras tenían la misma orientación, pero a la más grande la cambié de sentido, recortando la parte verde de las ramas (ya que viene todo integrado: tronco y copa) y le añadí un extra de tronco que viene aparte. Para lo poco manitas que soy, tampoco está tan mal, no? Espero que la idea por lo menos os guste.

8 chispazos:

chema dijo...

qué bonito os ha quedado el armario. quizá duerma aún con vosotros y esa sea su futura habitación, verdad? está muy simpático. una habitación de un niño tiene que ser alegre. pronto se os llenará de ropa a medida que voltio vaya creciendo.

Susana dijo...

Te ha quedado genial!!!! La verdad es que lo de las "pegatinas" decorativas es un gran invento. No gastas mucho dinero y transformas un ambiente enseguida.

Geno dijo...

Os ha quedado muy chulo y le da un toque de alegría al armario (por tu frigo, no te preocupes, que no tardará en estar recargado, seguro, jejejeje)

BLAS dijo...

Claro que nos gusta, como no!! Y Voltio como loco entre tanto colorido, con lo que les gusta! Eso si, se ve que tu marido y tu os lo pasásteis genial poniendo pegatinas aquí y allí. A mi me hubiera pasado igual, pero no le hubiera dejado a mi santo esposo poner ni una... Toas pa mí!! Me encanta! XDDDDD
Y tu frigo no es triste, sino minimalista (de momento...):D

Besos!

COILET dijo...

Chema, todos los padres quisiéramos que durmieran a nuestra vera todo lo posible, pero cuando ya aprenden a voltearse, el moisés es un peligro (riesgo de volquete...) y le tienes que pasar a la cuna, además de que deben aprender a tener su propio espacio y a dormir solitos, pq si no lo tienes claro... Así que ese es su dormitorio desde los seis meses, donde tiene su cuna y sus cosas.

La verdad es que las pegatinas están muy graciosas, unos animalillos un tanto "psicodélicos", jajajaja, pero tienen un toque muy colorista y tb puedes ponerlos en las paredes, lo que pasa que en nuestro caso, al haber gotelet pues no agarraban.

cloti dijo...

Está fenomenal. Mi comadre ha decorado el baño de los críos con pegatinas de Ikea también, otro modelo distinto al tuyo ¡hasta en la tapa del váter! Y parece una habitación nueva.
Bssssssssss
Cloti

COILET dijo...

Ehhh Cloti, yo quiero ver ese baño, jejejeje, somos Piratas de Ikea un poquillo no crees???

Inma dijo...

Te ha quedado muy alegre y original!!!
Mi hija tenía muchas pegatinas de Mafalda, y cuando nos mudamos no hubo manera de llevárselas claro, qué pena me dio..