lunes, 9 de noviembre de 2009

40 Aniversario de Barrio Sésamo

Seguro que estos días tod@s habéis visto cómo Google dedicaba su página de inicio a un programa que los de nuestra generación recordamos con cariño, y que se emitía en esa franja horaria dedicada antes a los niños y que ahora ocupan programas de nulo contenido didáctico y demasiado cotilleo y sensacionalismo, que no sin razón, han sido catalogados de "telebasura".

Barrio Sésamo fue la versión adaptada de "Sesamo Street", un programa infantil yankee que salió a la luz en 1969 de la mano del inolvidable Jim Henson. Un espacio que verdaderamente buscaba a través de diferentes personajes y marionetas entretener a los niños educándolos y enseñando cosas tan básicas como a contar, los colores, dónde estaba tu izquierda y tu derecha, etc.

El formato se adaptó en muchos países y en España, tras un primer fracaso por intentar doblar la versión original dentro del programa "Un globo, dos globos, tres globos", en 1979 se realizó propiamente para la parrilla televisiva de nuestro país y aparecieron esos personajes que yo aún recuerdo, anteriores a Espinete: La gallina Caponata con su estética tan colorida y el caracol Perejil, eternamente encaramado en aquél muro de ladrillos...

Después vino la etapa de Espinete, Don Pimpón, Chema el Panadero, etc, que todos recordamos con mucho cariño, y que nos pilla más reciente. Y aunque nunca comprendimos porqué Espinete se ponía bañador para meterse a la ducha y luego iba "en cueros" ni a qué extraña raza pertenecía Don Pimpón, todos esperábamos ansiosos por ver sus aventuras y andanzas todas las tardes.

Pero aparte de estos personajes, quién no recuerda todos aquellos divertidos "teleñecos"?:

El entrañable Coco, "¿Es un pájaro, es un avión? No, es super Coco, se oía mientras el pobre antihéroe azul se pegaba el testarazo de siempre al "aterrizar". Nos enseñó cosas muy útiles y de manera muy gráfica la diferencia entre cerca o lejos, arriba o abajo...

¿Y ese Conde Draco?, un vampiro despistado que por lo menos a mí no me daba ningún miedo con esa manera tan inquietante de contar, más bien nos disponía a tod@s a querer imitarle, aprendiendo así los números.

¿Y esa compulsiva adicción a las galletas de Triqui? Todos sabíamos lo que iba a pasar cuando aparecía un plato lleno de ellas, fuese o no de su propiedad... No quedaban ni las migas. Aunque luego el pobre se arrepentía, es que no podía evitarlo...

El reportero más dicharachero y la marioneta quizás más conocida de todas: la rana Gustavo, ¿quién iba decir que el primer prototipo fue hecho con una bayeta vieja de la madre de Henson y sus ojos con dos pelotas de ping-pong...? Todos la recordamos indagando a la caza de la noticia, incluso nos hablaba entre cuchicheos, para no interrumpir el desarrollo de la acción, ataviada con su gabardina y micrófono en mano...

Y esa pareja tan extraña: Epi y Blas. Qué paciencia tenía Blas! Todos nos preguntábamos cómo conseguía dormir por las noches si su compañero le asaltaba con ese bombardeo de preguntas inoportunas...

Gracias también al "Show de los Teleñecos" conocimos muchos más "teleñecos": la cerdita Peggy, Gonzo, los vejetes cascarrabias, etc. Porque aunque no lo creáis, hubo 101 muppets, y aquí tenéis una guía interactiva de todos ellos (en inglés):
http://www.nationalpost.com/muppets/index.html

Sé que hay muchos artículos en la web sobre este tema y seguramente más extensos y documentados, pero yo sólo he querido hacer un inciso para despertaros una nostalgia por unos personajes que nos instruían y nos trasmitían valores como la amistad, la solidaridad y cómo debíamos comportarnos, a la vez que nos divertían, en un acertado y entretenido formato dirigido a los niños que, hoy por hoy, se echa en falta.

11 chispazos:

Susana dijo...

Barrio Sésamo... la verdad es que como aquel ninguno. Porque yo que tengo un hermano cinco años más pequeño que yo y tuve que tragarme "Los mundos de Yupi" y aquello era infumable.
Ahora tienen dibujos a todas horas: en el clan, en el disney channel, los dvd's.. antes sin embargo había sólo esos y a una hora determinada (a la hora de la merienda) y se acabó. Todos veíamos lo mismo, ahra hay cosas que no están mal pero no llegan tanto a la memoria colectiva como aquellos ya que están mucho más diversificados.

cloti dijo...

Jo, creí que ibas a sacar a tu muñeco, y me encuentro a Don Pimpón, jajajajaja
Bss
Cloti

BLAS dijo...

Sí que me había fijado en el Google, y es que a mi me encantan, y no hablo en pasado. ¡Qué narices! Lo uso hasta como nick xDDD. Yo veía la adaptación que se hacía en España en un globo, dos globos (no sabía que había sido un fracaso :S) Me gustaba muchísimo, de hecho, fue entonces cuando me enamoré de ellos, y el amor perdura hasta hoy, que se han repuesto con "Juega Conmigo Sésamo", que es el que ve mi hijo. Por supuesto, el Cuento de Navidad de los Teleñecos, la Isla del Tesoro de los Teleñecos, y el resto de pelis que hay en el mercado, también andan pululando por mis estanterías, faltaría más... Espinete y Don Pimpón eran de los tiempos de mi hermana y ya no lo veía tanto, aunque recuerdo que había un panadero que se llamaba Chema ¿no? No me volvía loca a mi esa adaptación, pero en cuanto recurrían a mis teleñecos de siempre, sí que los veía.
Me hubiese gustado hacer un post sobre el tema, pero no he ido sobrada de tiempo ultimamente, de manera que ha sido un gustazo que lo hayas hecho tú, y volver a tenerte como habitual por la blogosfera.

Besos Coilet!!

Inma dijo...

¿Te parece que Blas era paciente? Siempre he pensado que el paciente con el caracter agrio de Blas era Epi.
Todos recordamos con inmenso cariño a estos personajes. NO conozco a nadie que les tenga manía o no los quiera un montón.
¿Cómo estás? Ya he leído por ahí que ha sido duro volver a trabajar. Un beso.

chema dijo...

estos días he visto en youtube algunos videos de barrio sésamo, y no es casualidad. es porque he visto sus marionetas en la página principal de google. no sabía que era el aniversario, aunque debería haberlo imaginado.
mis favoritos eran epi y blas. epi era inmaduro, hiperactivo... mientras que blas era todo lo contrario, maduro y sereno.
de la gallina caponata y el caracol perejil me acuerdo, llegué a verlos. pero me acuerdo más de espinete, don pimpón, chema... y julián, que visto ahora me encanta, era un vejete cascarrabias pero buena persona, jejeje.
muy buena entrada, coilet.
besos

KIRA dijo...

Me gustaban y me gustan mucho Barrio Sesamo y los Teleñecos, hoy por hoy tengo los dvd's y los veo de vez en cuando con mis hijas... y las peliculas de los teleñecos como disfrutamos con ellas...
Mis preferidos siempre fueron Coco, el Conde Draco y Animal os acordais de el??
Que tiempos aquellos y como ha cambiado todo.

COILET dijo...

Susana estoy de acuerdo contigo, "Los mundos de Yupi" no le llegaba ni a la altura del betún...

Blas, pues sí, fue un poco "fracaso" porque lo que hicieron fue doblar a los personajes americanos, después se decidió hacer el programa con personajes propios de aquí, es decir actores españoles que se metían en esos muñecos (Enma Cohen en Caponata, por ej.) o movían las marionetas, con expresiones más propias de nuestro país. Y no te creas, el post lo hice deprisa y corriendo, leyendo un poco de aquí y de allá para documentarme y refrescar lo que recordaba de este programa a "mi manera", porque el amigo Valentín tb os ha puesto más cositas, echadle un vistazo...

Inma tienes razón, Blas era muy agrio... pero paciente en el sentido de que no tiró a Epi por la ventana ni intentó ahogarle con la almohada, jajajaja (no hubiera sido contenido adecuado para los niños).

Chema, Kira, pues sí qué tiempos aquellos... fíjate qué preocupaciones teníamos: la merienda y ver Barrio Sésamo, jejeje.

BLAS dijo...

Inma, ¿cómo puedes decir que Blas es agrio? Si es una bellísima persona!! LE gusta el cine, leer libros, la tranquilidad, pasear por el campo, sus colecciones... ¿¿Sabes lo que es dormir con alguien al lado que te llena la habitación de elefantes, monos, ovejas, cabras, vacas, hipopótamos, etc... a las tantas de la madrugada??!! XDDDDDD

Candela dijo...

A mi espinete siempre me dio grima. Como todo lo rosa.

anele dijo...

¿Ves? hasta ahora ni un sólo comentario negativo.
¿A quien no le gustaban?
Si seré tonta que llevo toda la semana viendo los personajes en Google y ni se me había pasado por la cabeza la idea del aniversario.
Creo que ninguno de los programas infantiles posteriores le llega a la altura del zapato.
Y por supuesto que me siguen gustando: las navidades pasadas me pedí "Cuento de Navidad" y disfruté como una enana (la mejor de todas); si hasta a mi marido se le antojaron unos peluches de los viejos gruñones tamaño XXL para sentarlos en el sofá!!!!! Lo que me costó quitarle la idea de la cabeza, ja, ja...

BLAS dijo...

Jo Anele, yo no hubiera podido resistirme a comprarlos. De fijo que ya estarían compartiendo con nosotros el sofá :D